La Villa 31 ya tiene algunas cuadras con cloacas, desagües y agua potable

Horacio Rodríguez Larreta, inaugurará este martes las primeras cuadras con obras de infraestructura en el Barrio 31 (ex villas 31 y 31 bis), donde se realizaron mejoras en los servicios públicos en 400 metros lineales de la manzana 104 y 12 y que marcan el inicio de la urbanización e integración del barrio.

Es el primer paso en la integración de todas las villas, es importante la integración porque conecta a los vecinos con la ciudad, ya que podríamos urbanizar pero que el barrio quede desconectado, aseguró Larreta en declaraciones con medios gráficos en la sede del gobierno porteño de Parque Patricios y aseveró que el objetivo de las obras es que el Barrio 31 “sea un barrio más de la Ciudad.

El jefe comunal destacó que esta inauguración le cambia la vida a los habitantes del barrio y precisó que hubo muchísimo diálogo con los actores de la comunidad para lograr estas mejoras, Lo más difícil fue conseguir la credibilidad de la gente, afirmó.

La obra a inaugurar empezó en julio del año pasado y se basó en la puesta a punto de 400 metros lineales de la manzana 104 y 12, en la zona norte de la villa.

Con esta nueva obra, se beneficiaron 2300 vecinos, que contarán con 1600 metros cuadrados de nuevas veredas, 1200 metros cuadrados de pavimento, 1600 metros cuadrados de tendido de redes, 397 metros lineales de red cloacal, 397 metros lineales de desagüe pluvial, 397 metros lineales de agua potable, 25 nuevas columnas metálicas y 15 artefactos de luz LED colocados.

La situación de la gente fue muy positiva, con los cambios en la manzana 104 y 12”, destacó el secretario de Integración Social y Urbana, Diego Fernández, y agregó que hasta los propios vecinos remozaron los frentes de sus hogares porque mejoró la infraestructura, que es necesaria para progresar.

También precisó que para fines de febrero se va a inaugurar una obra de similar envergadura en la calle Avellaneda.

Dentro de 90 días empezarán la construcción de nuevas viviendas para relocalizar a los vecinos que tengan las casas más comprometidas con las obras, sobre todo a los que están bajo la autopista Illia, donde se prevé abrir espacios verdes.

Estos acomodamientos se harán en dos predios que el gobierno porteño adquirió: uno que le compró a YPF, donde se construirán 1200 viviendas, y en la Contaneiras, donde habrá 140.

El Gobierno estima que para finales de 2018 tendrían que terminar todas las obras de infraestructura en el barrio, que beneficiarán a 40 mil vecinos que viven en 9500 viviendas actualmente.

También informaron que se iniciaron trabajos similares en otros barrios informales como Rodrigo Bueno, Villa 20 o Villa Fraga y, según calculan, para el final de la gestión de Rodríguez Larreta se tienen que terminar el 40% de la urbanización del total de las villas, que beneficiaría a gran parte de 300 mil personas que viven en barrios informales en la ciudad hoy en día.

Las autoridades manifestaron que las obras se financian con un préstamo del Banco Mundial y prevén sumar al presupuesto lo obtenido por las ventas futuras del Tiro Federal Argentino y de una sede del ministerio de Educación en la avenida Paseo Colón, por un total proyectado a gastar de 6.000 millones de dólares.

Fernández informó que estas obras de infraestructura en el Barrio 31 se verán complementadas en el futuro con la mudanza del Ministerio de Educación, junto con nuevos centros de atención primaria de salud, nuevos complejos educativos de nivel inicial, primario y secundario, y nuevos centros de formación profesional para adultos.

Retiro (3512)