El Pro salio a timbrear los barrios de Palermo y Recoleta

Aproximadamente un grupo de mil funcionarios del Gobierno porteño y del bloque oficialista en la Legislatura salieron la semana pasada a recorrer Palermo y Recoleta.

La consigna era, acercar a los vecinos detalles del programa “Comisarías Cercanas”, que impulsa la participación de vecinos en reuniones con los jefes de cada seccional.

Igualmente los funcionarios evitaron cualquier referencia a la campaña, los organizadores eligieron dar el puntapié a la conversación sobre la inseguridad, el principal tema de preocupación de acuerdo a las encuestas que circulan en el Ejecutivo, y que ha tomado una gravitación inesperada tras la suspensión y encarcelamiento del jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, sospechado de liderar una asociación ilícita.

Se trato de un timbreo de gestión, de la Ciudad, aunque de mayor intensidad por la cercanía de la campaña”, resumió a El Cronista una de las autoridades partidarias del PRO en la Capital.

Por eso pudo verse al Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta; a su vicejefe, Diego Santilli (de viaje mañana y pasado en Catamarca), y a gran parte del gabinete, que en compañía de personal de planta permanente, “peinaron” las calles de Palermo, en la Comuna 14, y parte de la Recoleta.

El jueves pasado, varios funcionarios del Gobierno porteño fueron interpelados por los vecinos que asistieron a las comisarías de la Ciudad entre furiosos e indignados, por la reaparición de “zonas liberadas” donde se reiteran delitos sin intervención de la policía.

El Gobierno contó entre 50 y 60 vecinos, en promedio, en las 54 comisarías.

“Vemos una preocupación constante de los vecinos, más en algunas zonas que otras, y tratamos de llevarles una devolución a la reunión del mes siguiente”, graficó un funcionario encargado de relevar el resultado de los encuentros de cada jueves.

Aunque se evitó la presencia de Elisa Carrió en una actividad eminentemente local, varios funcionarios especulaban con verla ya en campaña el sábado 20, cuando Cambiemos despliegue un nuevo timbreo partidario a nivel nacional.