Partido Obrero: Acerca de las PASO y las elecciones de octubre

Las listas comunes del FIT son necesarias para una desarrollar una alternativa política de los trabajadores, la juventud y la mujer, ante el manifiesto derrumbe de los gobiernos del ajuste de la Nación y las provincias
Con delegados de todo el país se realizó el sábado 10 de junio la Conferencia Electoral del Partido Obrero.

La conclusión del debate fue que las elecciones se darán en un cuadro de enorme descontento e insatisfacción de los trabajadores, sin ninguna alternativa política de los partidos tradicionales y en especial del peronismo, en manifiesto proceso de desintegración.

Macri ha contado con la colaboración activa de los partidos de la oposición, por un lado, en el Congreso, y, por el otro, en el freno a la lucha social, con la colaboración de la burocracia sindical.

La candidatura de Cristina Kirchner, en el caso de que efectivice, contempla un Frente Ciudadano con los colaboradores del ajuste macrista.

Es lo que hace Alicia Kirchner en Santa Cruz y con el pacto que ha firmado con el gobierno nacional contra el pueblo santacruceño. Es lo que hacen también los intendentes pejotistas.

El descontento de los trabajadores, de la juventud y del movimiento de la mujer se manifestó en las huelgas docentes de todo el país, en las movilizaciones y huelgas del 8 de marzo y el Ni Una Menos, en el extraordinario #10M contra el beneficio del 2×1 a los genocidas, en el paro nacional del 6 de abril y ahora en la gran huelga de la UTA de Córdoba –que enfrenta ahora la amenaza de la militarización del servicio de transporte.

En todas estas jornadas se manifestó una clara tendencia a la rebelión popular.

Es necesario que esta rebelión encuentre un cauce político adecuado a sus mejores intereses.

Esta es la función que asignamos en el Partido Obrero al Frente de Izquierda y los Trabajadores – FIT
Precisamente, la Conferencia Electoral del Partido Obrero destacó que el Frente de Izquierda tiene por delante la tarea de traducir al plano de la movilización política, incluida en ella el terreno electoral, el descontento popular de millones de trabajadores con el ajuste en marcha.

La reciente elección primaria del Chaco, donde el Partido Obrero obtuvo el 3º lugar y casi el 10% de los votos en Resistencia y aún más en los medios industriales, lo cual avizora el ingreso de varios legisladores en las elecciones generales de julio, es una experiencia que puede generalizarse en todo el país. La Conferencia destacó también el enorme triunfo de la Lista Naranja en el gremio docente de la UBA con el 75% de los votos, en una demostración de la autoridad política creciente de la izquierda en el campo de la docencia y la intelectualidad.

En el análisis de la Conferencia Electoral estuvo presente el cuadro internacional, signado por crisis políticas bruscas en todos los regímenes políticos al servicio del capitalismo, y una tendencia a la rebelión popular en la clase obrera, la mujer y la juventud.

El derrumbe del gobierno conservador, en Gran Bretaña, es el capítulo último de esta serie de crisis, que demuestran la incapacidad de la burguesía para gobernar en su forma habitual.

La perspectiva que el Frente de Izquierda tiene por delante, tiene un carácter internacional.

La Conferencia Electoral del PO entendió que este cuadro reclama al Frente de Izquierda una acción unificada, tanto en las elecciones como en todos los terrenos de las luchas de los trabajadores.

En ese sentido reafirmó la propuesta elevada al FIT por parte del Partido Obrero y rechazó el planteo tendencioso que contrapuso el PTS, caracterizándolo como una tentativa de romper el equilibrio de fuerzas que debe tener un frente de trabajadores y la presencia cada vez mayor del Partido Obrero en la clase obrera y los sindicatos.

La Conferencia rechazó asimismo cualquier alternativa internista de último momento y la calificó como una extorsión incompatible con un frente de trabajadores.

La acción unitaria del Frente de Izquierda supone la formación de listas equilibradas, con presencia de todos los partidos en los lugares principales.

Sobre la base de esta caracterización de fondo la Conferencia Electoral del Partido Obrero llamó al PTS a deponer toda actitud sectaria y divisionista, y defender la formación de listas únicas para las próximas elecciones primarias.

En sus resoluciones la Conferencia Electoral del Partido Obrero apoyó la propuesta presentada por la dirección del PO a la Mesa del Frente de Izquierda para alcanzar una lista común.

Esa propuesta incluyó una importante concesión de parte de nuestro partido, a saber, que el PTS encabece la lista de diputados nacional de la provincia de Buenos Aires. Además, se destacó que fue la única propuesta de alcance nacional.

Las nuevas exigencias de cargos presentada por el PTS tienen un carácter rupturista, que perjudica sobre todas las cosas a la necesidad que tienen los trabajadores de una referencia política para enfrentar el ajuste.

Ante la inminencia del cierre de listas en Santa Fe y de las alianzas a nivel nacional la Conferencia Electoral del Partido Obrero mandató al Comité Ejecutivo a agotar todas las negociaciones en pos de una lista común.