Viaducto San Martín

El proyecto fue anunciado a fines de 2016 y ahora empieza a convertirse en una realidad. Las vías del Ferrocarril San Martín serán elevadas a lo largo de 5 kilómetros entre Palermo y Paternal, lo que permitirá eliminar 11 pasos bajo nivel actuales y crear otros 9 cruces seguros, entre Honduras y avenida Garmendia.


El Viaducto San Martín beneficiará a 680 mil vecinos, entre los usuarios del tren, los de colectivos y los automovilistas y peatones que hoy deben esperar varios minutos para cruzar las vías del tren.

Es una obra escencial para la consolidación de la Red de Expresos Regionales (RER).

Este proyecto fue impulsado por el Ministerio de Transporte de la Nación junto con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Los trabajos serán realizados por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño a través de Autopistas Urbanas S.A.

En la Ciudad se harán otros dos viaductos más como parte de la RER: el del Belgrano Sur y el del Mitre.

El primero permitirá que el tren que hoy termina en Barracas llegue hasta Constitución, y el segundo irá desde la avenida Dorrego, en Palermo, hasta la avenida Congreso, en el límite entre Belgrano y Núñez.

Detalles de la obra

El viaducto correrá a través de la actual traza del Ferrocarril San Martín entre Honduras y avenida Garmendia. Al elevar las vías del tren se pueden eliminar 11 barreras correspondientes a los cruces con las avenidas Córdoba y Corrientes, y las calles Jorge Newbery, Garmendia, Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot.

Por otra parte, se generarán 9 cruces seguros adicionales para el tránsito, en las calles Castillo, Aguirre, Vera, Villarroel, Iturri, Caldas y Montenegro, y otros 2 para circulación exclusivamente peatonal, en las calles Concepción Arenal y Leiva.

En toda la traza se generarán nuevos espacios verdes, zonas de servicios y áreas de esparcimiento que fomentarán la integración y recuperarán la vitalidad de los barrios de Palermo, Villa Crespo y Paternal.

Los usuarios del tren podrán llegar más rápido a destino, ya que se eliminarán los cruces ferroviarios entre Palermo y La Paternal.

La modificación permitirá aumentar las frecuencias del tren. Los 250.000 usuarios de colectivos más los 260.000 automovilistas que cruzan los pasos a nivel de la zona todos los días, se ahorrarán entre 15 y 20 minutos de demoras.

En el Ferrocarril San Martín viajan diariamente 170.000 pasajeros.

Los beneficios son múltiples:

  • Tránsito más fluido, al eliminarse barreras críticas como las de Corrientes y Córdoba en su cruce con Juan B. Justo.
  • Menos contaminación y menor consumo de energía gracias al aumento en la fluidez del tránsito.
  • Mayor integración barrial, mediante la apertura de calles y la generación de nuevos espacios verdes, y áreas de servicios bajo el viaducto.
  • Más seguridad vial tras la eliminación de barreras y la nueva interconexión entre los barrios a raíz de la desaparición de las vías a nivel.

Las obras se realizarán con la utilización de un nuevo sistema constructivo en la Ciudad que permite que no haya cortes del servicio ferroviario ni de tránsito -excepto por cortos períodos que permitan efectuar los enlaces correspondientes- gracias a la implementación de la técnica de construcción “Lanzadera de vigas”, que se usará por primera vez en la Ciudad.

Esta metodología permite, además, minimizar el impacto sobre construcciones linderas y reducir los tiempos de obra.

La Red de Expresos Regionales

El propósito de esta megaobra de ingeniería impulsada por el Ministerio de Transporte de la Nación es la creación de un sistema que va a interconectar toda la red metropolitana de trenes a través de 20 nuevos kilómetros de túneles y estaciones subterráneas, para beneficiar a más de 10 millones de personas de la Región Metropolitana de Buenos Aires, que viajarán más cómodas y más seguras.

La red de túneles bajo las calles de la Ciudad de Buenos Aires permitirá conectar 800 kilómetros de vías de trenes entre las que históricamente no existe conexión directa.

Con esta obra finalizada se lograrán ahorros significativos en tiempos de viaje, de entre 30 y 40 minutos en promedio y hasta 1 hora y media entre los puntos más distantes de la RER.

La RER forma parte del Plan Integral de Obras para la Red Metropolitana de Trenes que está ejecutando Ministerio de Transporte y que transformará el servicio ferroviario para que cada vez más personas puedan acceder a un transporte público de calidad.

Con una inversión de 14.000 millones de dólares a 2023, el plan mejorará la infraestructura de todo el sistema. Incluye la electrificación de todas las líneas y 120 nuevos pasos bajo nivel, la renovación de vías, sistemas eléctricos y estaciones, más el 100% de la flota completamente renovada y la incorporación de tecnología de frenado automático en todas las líneas para 2019.